Lunes, 03 de agosto de 2020 - 17:43 h
Noticias Archivo Historico

“Hay que intentar conseguir aquello que amas, sea cual sea el resultado”

David Pinillos • Director de cine. Goya a la mejor Dirección Novel por ‘Bon appétit’


Comentaba usted esta mañana en el Ayuntamiento que si no fuera por Segovia no habría existido ‘Bon appétit’, ni su pasión por el cine, hasta el punto de dedicarse a la profesión. Comentaba un amigo sus inicios como espectador de cine, desde la cabina donde se proyectaban las películas en el viejo Cine Cervantes.

Mis primeros recuerdos del cine transcurrieron en el cine Cervantes, cerca de la cabina de proyección, porque tuve la suerte de que un amigo de mi padre, Ignacio, trabajaba allí, proyectando películas, y desde muy pequeño tuve la gran fortuna de acercarme al cine de una manera idílica, bastante romántica, y eso estableció una relación con el cine muy personal, con el ruido del proyector, el cine a veces vacío, y poder hacer lo que quisieses en ese cine. Luego tuvimos la mala suerte de que en otra crisis de cine muchos cines de España cerraron, entre ellos el Cervantes. Eso generó en mi una sensación de que era menos alcanzable, el cine, desde Segovia.

También recuerdo el cine Claret, con películas de Bud Spencer, pero muy ecléctico, te mezclaban ‘Quo Vadis’ o una película clásica de cine negro, con ‘Banana Joe’; ahora es como imposible, ningún niño está sometido ahora a ese tipo de bombardeo, ahora hay películas infantiles para niños, y antes veías lo que pillabas. Esos son mis inicios.

¿Cómo ve la industria del cine y la actual polémica de las creaciones a través de internet? (pregunta de Trotski).

Internet es una realidad y el cine se tiene que amoldar y acostumbrar a ella. Yo creo que es importante seguir defendiendo la necesidad de un cine en sala, de las salas en el centro de las ciudades, pero parte del negocio del cine tiene que amoldarse a la realidad de internet. Creo que hay un vacío de explotación y eso se tiene que resolver. Es innegable que internet es una realidad y hay que amoldarse a ellas. El cine empezó como espectáculo de feria, luego pasó a salones, luego nacieron los cines, surgió la televisión y el cine se adaptó a ella, y se adaptará a esto, seguirá habiendo cine, pero que vamos a tener que reconvertirlo es una realidad.

¿Cómo está llevando estos días de vértigo, tras el premio? (pregunta de Roberto).

Estas últimas semanas, antes de la nominación sobre todo, estaba escribiendo en casa, tranquilo, y después de la ceremonia ha sido un cambio de ritmo total, con entrevistas, un par de artículos que me han pedido escribir, venir aquí, ofrecer el goya a los amigos, responder a toda la gente que me ha mostrado su cariño por internet, o con llamadas de teléfono... Mi vida se ha desestabilizado, pero para bien, porque he sentido la felicidad de un montón de gente que está a mi alrededor, que se ha emocionado, y me encanta que sean partícipes de esta emoción.

¿Nos puede adelantar algo de su próxima película? (pregunta de Sancete).

Estoy trabajando en una historia que también tiene que ver con personajes, también tiene que ver con sentimientos, que a mi es el cine que más me interesa. La historia habla de un viaje, en el que tres personas que teóricamente se conocen, acaban descubriendo cómo son realmente. A veces pasa esto en las familias, con determinadas situaciones empiezas a descubrir aspectos de la vida de la gente que te rodea que desconoces, y que hacen que la relación con esa persona cambie y se haga muchísimo más intensa, muchísimo más madura. Es una road movie de sentimientos.

¿Una película de amigos que se besan es una primera aproximación a otras que quiere hacer de contenido sentimental, o le interesan otros géneros? (pregunta de varios internautas).

Yo creo que ‘Bon appétit’ parte de un esquema de comedia romántica, pero como en las comedias románticas clásicas, por ejemplo “Tú y yo”, me interesa que las películas tengan personajes de verdad, que lo que les ocurre a los personajes no sea perfecto, que los personajes no sean perfectos, porque es lo que ocurre en la vida real. Me interesaba eso, coger un género, la comedia romántica, intentar desmontarla, meterla en un lateral, hacerla tocar con otros géneros. Las relaciones entre los personajes, el amor, los sentimientos..., es algo que me interesa mucho y creo que seguiré trabajando en esa línea, pero no estoy pensando en hacer ‘Bon appétit dos’.

Escribe, dirige, monta, incluso actúa si es necesario… ¿Qué reto se pone para el futuro dentro del cine? (pregunta de Roberto).
Pues ya actuar poco, hacía teatro hace tiempo, pero ya no tengo el valor ni la energía suficientes. Primero soy espectador, como espectador me encanta ir al cine; montar es una de mis grandes pasiones, así he aprendido el lenguaje cinematográfico, a mirar a los actores… Siempre sentí la necesidad de rodar películas, y creo que después de la nouvelle vague todos tenemos esta especie de fantasma de la necesidad de implicarnos en la historia, en el guión; necesito estar ahí, molestando, que era la broma que tenía con mis guionistas. La aventura para mi ahora es intentar levantar otra película, conseguir rodar otra película; en la situación actual, ya es bastante aventura y bastante reto, por mucho goya que tengas.

Creo que dirige con bastante acierto a los actores, ¿cómo es su relación con ellos? (pregunta de la actriz Cristina Broto).
Un consejo que me dio mi padre, que no tiene nada que ver con el cine, es David, escucha. Para mi es la parte fundamental, tener tu propuesta, pero escuchar. Si tú les das confianza a los actores, ellos te devuelven esa confianza y genera una relación muy bonita. Yo podía rodar doce, catorce planos al día, y muchas veces prescindía de algún plano para poder volver a rodar algo que a ellos no les gustaba; ellos sentían esa confianza, se entregaban y hacían cosas, desde las emociones, pequeñitas, pero muy importantes. Estoy por ello muy orgulloso de los premios y nominaciones que han recibido; su trabajo ha sido serio y es realmente valorado, y eso me emociona mucho, porque por los ojos de los actores es como llegas a conocer a los personajes.

(24/02/2011)