Martes, 22 de agosto de 2017 - 06:52 h
Noticias Archivo Historico

Giuseppe Cristinelli, galardonado con el Premio Europa Fray Antonio

El arquitecto italiano recibe el preciado galardón a toda una trayectoria en la iglesia de San Sebastián de Villacastín, más conocida como “La catedral de la Sierra”

El arquitecto italiano, Giuseppe Cristinelli, fue obsequiado con el Premio Europa Fray Antonio de Villacastín, un galardón creado por el Centro Segoviano de Madrid para distinguir la restauración del patrimonio.

 


El acto comenzó ante el monumento que levantaron los arquitectos españoles. El presidente del Consejo General de Arquitectura Técnica de España, José Antonio Otero Cerezo, ofreció una corona de laurel al monolito del municipio. Posteriormente, en la iglesia de San Sebastián se llevó a cabo la solemne entrega del premio. En primer lugar intervino el presidente del Centro Segoviano de Madrid, Antonio Horcajo Matesanz, que destacó la enorme trayectoria del galardonado. Acto seguido, tomó la palabra el arquitecto español Alberto García Gil, quien obtuvo el premio en 2015 y dijo “ El premio es una gota de agua fresca en el trabajo de un arquitecto. El trabajo mezcla arquitectura urbanística y tecnología asi que al catalogar la obra de un profesional de este campo no es justo destacar una obra en concreto sino que se debe valorar la obra completa”. El evento concluyó con una lección magistral del premiado y con la interpretación del Himno de Europa. Finalmente, el Ayuntamiento de Villacastín ofreció un refrigerio a todos los asistentes en la explanada exterior de la iglesia.

 

 

 

Frente a quienes mantienen que los elementos estéticos e históricos son determinantes en relación con un monumento, el arquitecto y teórico italiano Giuseppe Cristinelli destaca que 'el uso del monumento es tan importante como el valor histórico y el estético'. Se proclama defensor del valor del monumento, en cuanto que el patrimonio arquitectónico es resultado de la identificación que se encuentra asociada a varios momentos de la historia y a contextos socioculturales. Son los planteamientos que propuso y compartió como redactor de la denominada Carta de Cracovia 2000, el documento que fijó los principios para la conservación y restauración del patrimonio construido. Cristinelli, catedrático de Restauración de la Escuela de Venecia y autor de reconocidas obras de restauración en Venecia, Verona y otras ciudades italianas, se encuentra en Salamanca para participar como profesor en el máster en evaluación y gestión del patrimonio histórico, que, bajo la dirección de José Ramón Nieto, se imparte en la Universidad de Salamanca, ciudad que le seduce por su 'continuidad expresiva' y a la que califica como 'belleza fantástica'.

Para Cristinelli, 'el turismo representa uno de los peligros más grandes para las ciudades históricas porque está incontrolado. Es una fuente de destrucción total, no sólo de las piedras, sino también de la identidad de los habitantes y de las ciudades'.

 

(28/08/2016)