Lunes, 03 de agosto de 2020 - 17:22 h
Noticias Archivo Historico

¡Cumpleaños Feliz! 90 años

Centro Segoviano de Madrid hoy cumple 90 años sirviendo a su tierra

Hoy hace 90 años, el 6 de mayo de 1920, 37 segovianos residentes en la capital de España se reunieron para fundar el Centro Segoviano de Madrid. Se oficializaba así una tertulia de segovianos impulsada por un camarero nacido a los pies delAcueducto, de nombre Nicolás Solana, en la cafetería donde trabajaba en Madrid, situada en la calle Conde de Romanones. Aquel simbólico acto supuso, pues, el nacimiento de una institución que acabaría convirtiéndose en la casa de todos los segovianos que vivían en Madrid, a los que aglutinó apelando a unas raíces comunes.

Como en las grandes empresas, el arranque resultó espinoso. Para acondicionar y mantener la primera sede del Centro Segoviano, en la Plaza de San Miguel, los entusiastas segovianos necesitaron ayudas económicas. El primer presidente, Gonzalo Micó, y un comerciante llamado Luis Alonso siempre estuvieron dispuestos a arrimar el hombro. En esa etapa, la actividad resultó frenética. A medida que cogía fuerza, el Centro Segoviano se embarcó en mil y una aventuras, como la multitudinaria manifestación segovianista de 1927, en la Plaza de las Ventas, a la que se desplazaron cerca de 30 grupos de danzas de la provincia. 

En sus dos primeras décadas, el Centro Segoviano mudó con frecuencia de sede. Estuvo en el Callejón de Álvarez Gato, en la Plaza de Santiago, en la Carrera de San Jerónimo y hasta en la Calle de Alcalá. En el convulso 1936, recaló en la Calle Mayor 1, junto a la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid, ocupando un amplísimo solar de cerca de 1.500 metros cuadrados, con salón de actos, sala de tertulia, sala de juegos, bar... Allí contempló los desastres de la Guerra Civil, en un periodo en el que ejercieron como presidentes dos artistas, el escultor sepulvedano Emiliano Barral y el músico valverdanoAgapito Marazuela, a los que sucedió, todavía durante el conflicto, Benito Martín. En aquellos años, los socios estaban ávidos de información de su tierra natal, y había verdaderas disputas entre ellos por hacerse con el ejemplar de EL ADELANTADO que llegaba a la sede.
Mientras el Centro Segoviano se mantuvo en la Calle Mayor 1, hasta 1964, fue consolidándose como el centro regional más importante de Madrid, la referencia para otros que iban creándose. Los intelectuales, artistas y profesionales segovianos que emigraron a la villa y corte frecuentaron sus salas. Aniceto Marinas, Teófilo Hernando, Antonio García Tapia... La pléyade de personalidades resulta larguísima. En los años de su mayor esplendor, el número de socios llegó a sobrepasar con creces los tres millares.

Un pleito con los dueños del inmueble de Calle Mayor 1 empujó al Centro Segoviano a otra mudanza. Fue cuando Juan de Contreras, marqués de Lozoya, entonces en el cargo de presidente, pensó que después de décadas alquilando locales había llegado la hora de que la institución adquiriera en propiedad un inmueble. Lo encontró en la calle Alburquerque 14. La elección resultó acertada, a la vista de la larga permanencia en el mismo, hasta la actualidad. 

El solar del Centro Segoviano cobija a una emblemática sala de música de Madrid, Clamores, y el restaurante ‘La Huerta del Duque’. Por lo que respecta a las instalaciones para uso de socios, cuenta con un salón de actos con capacidad para 130 personas, una sala de reuniones y otra de exposiciones, cafetería, sala de televisión y biblioteca. “El Centro Segoviano está a disposición de todos los segovianos”, asegura ahora su presidente, Antonio Horcajo, dando con tal declaración continuidad a la línea mantenida durante 90 largos años. 

A fecha de hoy, y con más de medio millar de socios, el Centro Segoviano tiene a gala el permanecer abierto todos los días del año (en horario de 09,00 a 22,00 horas), organizando un sinfín de actividades culturales —como ‘el parnasillo de las artes y las letras’, de periodicidad bimensual — o lúdicas, entre las que destaca el anual campeonato de mus ‘Juanito el de la Taurina’. Además, ha acogido en su sede a numerosas entidades vinculadas a Segovia, entre las que destacan la Real e Ilustre Cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla en Madrid o la Peña de Taxistas Segovianos. Los más jóvenes también frecuentan la sede de Alburquerque 14. Ejecutivos con origen segoviano de mediana edad suelen reunirse a charlar, y los artistas nóveles tienen allí una plataforma que puede catapultarles hacia el éxito a nivel nacional.

Por si era poco, los responsables del Centro Segoviano están inmersos en múltiples proyectos, entre los que tienen especial interés en la creación de una nueva entidad, la Asociación de Hosteleros Segovianos en Madrid.

Día de Segovia.- Una de las iniciativas más celebradas del Centro Segoviano es el “Día de Segovia”, que cumple 80 ediciones en 2010. En sus comienzos, cuando viajar no era tan frecuente como ahora, perseguía que los segovianos que residían en Madrid pudieran transladarse a su tierra natal, una vez al año, a disfrutar de un día de asueto.
Su celebración era sinónimo de fiesta grande. Los datos lo corroboran. El ‘Himno a Segovia’ se presentó en un “Día de Segovia”, el de 1928, siendo interpretado por el Cuadro Artístico del Centro Segoviano. Hubo años en que para ese día se habilitaron trenes especiales de Madrid y Segovia. Y esa jornada siempre corrían las fuentes de La Granja

Aunque los cambios acaecidos en las últimas décadas provocaron el declive del ‘Día de Segovia’, el Centro Segoviano no ha permanecido impasible, actualizando su formato con los premios “Tierra de Segovia”, que se entregan ese día, y con los que se pretende recordar a segovianos ilustres y a otros que han seguido su ejemplo.

(06/05/2010)