Lunes, 03 de agosto de 2020 - 18:14 h
Noticias Archivo Historico

Ciudad más visitada y menos vivida

Varios expertos apuntan las deficiencias del Plan Especial de Áreas Históricas (PEAHIS), que volverá someterse a un periodo de exposición pública y presentación de alegaciones, según anunció ayer el alcalde de la ciudad.

Cada año visitan la ciudad de Segovia un millón de turistas, aunque se estima que en pocos años esta cifra se duplicará, alcanzando los niveles de afluencia que ya registran otras capitales similares, como Toledo. Atesora además una población cada vez más envejecida. En algunas zonas de la capital, caso del casco antiguo, el 30% de sus habitantes son personas mayores. Que dos colegios en el recinto amurallado anuncien su marcha del recinto amurallado—Jesuitinas y Concepcionistas— no es casual. Segovia es una ciudad “cada vez más visitada y menos vivida”, según indicó ayer el presidente del Colegio de Arquitectos, Juan Antonio Miranda.

Con este panorama, el Plan Especial de las Áreas Históricas (PEAHIS), en fase de tramitación, supone un planeamiento urbanístico “fundamental” para el futuro de Segovia, al perseguir el difícil equilibrio de conjugar la necesidad de revitalizar la ciudad con la preservación de su rico patrimonio histórico, monumental y paisajístico.

El PEAHIS unificará en un solo documento el urbanismo de una amplia zona de la ciudad, desde el barrio de Santa Eulalia al casco antiguo, donde residen unas 21.000 personas, unas 2.500 solo en el casco antiguo. En el objetivo de que la normativa tenga una amplia vigencia —para, al menos, los próximos 20 ó 25 años— el PEAHIS debe ser un documento claro y sencillo en su aplicación y, sobre todo, fruto del consenso de la sociedad segoviana. Así se puso ayer de manifiesto en la primera sesión de las jornadas sobre el PEAHIS organizadas por EL ADELANTADO, inauguradas por el alcalde, Pedro Arahuetes, y que concitó, en la sede del Colegio de Arquitectos, a cerca de un centenar de personas, que completaron el aforo de la sala.

En el acto de presentación de las jornadas el presidente-editor de EL ADELANTADO, Carlos Herranz Cano, calificó de "importantísimo" el PEAHIS porque "marcará el futuro de Segovia”, recalcó. En su opinión, “puede ayudarnos a que Segovia sigue manteniendo su condición de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, resolviendo al mismo tiempo los problemas de la modernidad (...) si nos equivocamos, se acabó Segovia", apuntó.

Por su parte, el presidente del Colegio de Arquitectos explicó, de forma gráfica, que el PEAHIS "es el traje que nos toca hacer a Segovia para los próximos 20 o 25 años, es un tema extremadamente delicado y, en consecuencia, tiene que gozar de un amplio consenso de la sociedad segoviana". 

En la misma línea se pronunció el alcalde, quien se declaró “preocupado” por “hacer el mejor Plan para esta ciudad” “Queremos abrir a toda la sociedad segoviana el PEAHIS para su conocimiento, y así poder mejorarlo”, dijo Arahuetes, que tuvo palabras de elogio a la Junta de Castilla y León por su colaboración “proactiva” en la elaboración del documento.

Arahuetes anunció que el Ayuntamiento abrirá un segundo plazo de exposición pública y aprobación de alegaciones al PEAHIS, por espacio de un mes, en el ánimo de que el documento recabe el mayor consenso posible de la sociedad segoviana. 

Arahuetes, indicó que la "bondad" del PEAHIS es que se trata de un planeamiento "que no es partidista sino de la ciudad" y que "por eso se ha abierto a todas asociaciones, colectivos, partidos políticos e instituciones". "Todo el mundo ha hecho alegaciones, a todo el mundo se ha atendido, se ha colaborado de forma activa y positiva y se esta haciendo el mejor plan posible", dijo Arahuetes.

Tras la exposición del PEAHIS por parte de su redactor, el jefe de urbanismo y arquitecto Manuel Marcos, la mesa redonda posterior puso en evidencia algunas deficiencias del planeamiento. 

Miranda habló de que el PEAHIS debía frenar la “lenta agonía” de Segovia, que, según dijo, sigue perdiendo población, pese a ser la provincia que más ha crecido en términos relativos. Asimismo, subrayó la pérdida de comercios tradicionales y despoblación que sufre el casco antiguo, sus problemas de aparcamiento y la necesidad de dotarlo de ‘más vida’.

En este sentido, la arquitecta Paula Alonso incidió en las ‘amenazas’ que pesan sobre el recinto amurallado como la preponderancia del sector terciario y el ‘fachadismo’ o el riesgo de convertir el casco antiguo en un ‘parque temático’ para los turistas, en lugar de fomentar la actividad ciudadana.

El presidente de la asociación Amigos del Patrimonio, Pedro Montarelo, se mostró muy crítico con el PEAHIS y señaló que una de sus mayores deficiencias es el de plantear de forma atomizada la protección de edificios y monumentos en lugar de ofrecer una “visión unitaria” de los bienes protegidos, por lo que apostó por sustituir el Plan Especial, una figura que consideró “inadecuada”, por un Plan Director.

En su respuesta, Marcos aclaró que la Ley de Patrimonio de 2002 exige la elaboración de Planes especiales para la protección del patrimonio y apuntó que el PEAHIS se simplifica al regular en solo seis ordenanzas todo el ámbito. “Luego —añadió— hay un esfuerzo de detallar cada parcela, lo que aporta seguridad jurídica sobre lo que cada propietario puede hacer”.

 

(02/02/2011)